Punción seca en Parla

Descubre la eficacia del tratamiento de punción seca en Parla

La punción seca es una técnica muy efectiva en el tratamiento del dolor miofascial, específicamente en el tratamiento de los llamados puntos gatillo miofasciales (PGM), que son puntos de máximo acortamiento de un músculo y son los causantes de un dolor referido. Es una terapia que nada tiene que ver con la acupuntura, es inocua, no tiene efectos secundarios y con la cual no se introduce ninguna sustancia dentro del organismo.

Nuestro equipo de profesionales de FisioStill han recibido toda la formación necesaria para poder ofrecerte un tratamiento de punción seca en Parla con total seguridad y eficacia, ayudándote a eliminar dolores y mejorando tu calidad de vida de forma notable.

Con este tratamiento podremos ayudarte a la recuperación de lesiones o dolores de forma rápida y duradera, permitiéndote disfrutar de una vida totalmente activa y sin preocuparte de la aparición de dolores repentinos.

Nuestro tratamiento para puntos gatillo miofasciales en Parla

Nuestro tratamiento de punción seca en Parla es realizada por fisioterapeutas expertos y profesionales, los cuales actúan identificando los puntos gatillo miofasciales para su posterior tratamiento a través de delgadas agujas.

Adaptamos nuestro tratamiento para cada paciente de nuestra clínica, y trabajamos para satisfacer sus necesidades individuales de la forma más eficaz y rápida posible. De este modo podemos ayudarlos a recuperar todas sus funciones y a sentir ese alivio como resultado de poder relajar el cuerpo por completo.

Si estás buscando una solución efectiva para el alivio del dolor y la mejora de la movilidad, en FisioStill tenemos la solución que estabas buscando. Tu bienestar es nuestra máxima prioridad, y estamos comprometidos a ayudarte a recuperarte de molestias y limitaciones musculares, permitiéndote disfrutar de una vida plena y sin dolores.

Contacto


El local a pie de calle, se encuentra haciendo esquina. Contamos con un amplio parking público justo a la espalda de la clínica que tiene acceso por la Calle Reyes Católicos.